¿No es tiempo para cambios?

Publicado: 10 abril, 2011 en Uncategorized
Etiquetas:

“En una época de cambio radical, el futuro pertenece a los que siguen aprendiendo. Los que ya aprendieron se encuentran preparados para vivir en un mundo que ya no existe”.

Eric Hoffer.

Desde todos los medios de comunicación cualquiera que sea su ideología, y desde hace aproximadamente un par de años, no paran de bombardearnos reiteradamente con los términos “crisis económica y financiera”. Está claro, difícilmente existan personas en nuestro país que desconozcan el término o cómo afecta a su situación de manera individual, pero…¿somos conscientes de cómo de manera colectiva, esto afecta directamente a “derechos” tan asumidos en el Estado de bienestar como la Sanidad? Y, lo más importante..¿Son conscientes de ello nuestros políticos sanitarios, gerentes, y líderes clínicos?, o dicho de otro modo, están preparados para afrontar las repercusiones de la crisis nuestros macro, meso y microgestores?

 

Según Luis Ángel Oteo Ochoa, Jefe Departamento de Desarrollo Directivo y GSS. Escuela Nacional de Sanidad, Instituto de Salud Carlos III, y en el marco de unas Jornadas  de estudio sobre la financiación sanitaria, realizadas el pasado 28 de marzo en Madrid, nos encontramos en una situación crítica desde el punto de vista financiero que  nos obliga a adoptar nuevos roles no existentes hasta el momento, con la dificultad añadida de que muchos de los ya existentes, y cómo hemos citado en numerosas ocasiones a lo largo de nuestro blog, ni siquiera están consolidados.

Por otra parte el escenario económico y fiscal no puede ser mas adverso para conseguir de nuevo el reequilibrio, reequilibrio que tiene como asignatura pendiente la financiación en el debate de las “sostenibilidad”  y que en este momento de final de ciclo económico sin precedentes por su dificultad, nos hace mas cuesta arriba la búsqueda de la misma.

 

J.R.Mora. Humor gráfico.

J.R.Mora. Humor gráfico.

Por tanto, ha llegado la hora de plantearnos alternativas a la financiación que dejen de lado un copago, ya que éste aumentaría la inequidad, pero que conserve al Hospital como empresa de servicio y lo conduzcan mediante un liderazgo impulsado en valores, abierto al aprendizaje, a la mejora continua y la búsqueda de la excelencia, con la gestión clínica, que ha de convertirse en el motor de la nueva reforma, pero

¿A cargo de quién está la búsqueda de estas nuevas formas financiación?¿Tenemos individuos capacitados para ello?

Y más importante aún, en el contexto actual,

¿Es posible hacerlo manteniendo una de los más importantes pilares del estado del bienestar?

El cambio es la única cosa inmutable.”

Arthur Schopenhauer.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s