LA REGLA DEL RESCATE

Publicado: 28 febrero, 2011 en Uncategorized
Etiquetas:

“Sólo hay nada para aquellos que nada saben producir”  -Goethe-

A propósito de un interesante artículo sobre gestión sanitaria:

“Public healthcare resource allocation and the Rule of Rescue”

La Regla del Rescate describe la tendencia innata a “rescatar” aquellas vidas humanas identificables, que se hallan en situaciones de peligro inmediato, sin reparar en el coste que conlleva dicha acción. Surge así inevitablemente una disyuntiva entre las consideraciones de eficiencia (coste-efectividad) y el imperativo moral que conlleva la Regla del Rescate.

Los autores analizaron cualitativamente la relevancia ética de la Regla del Rescate, comparando la formulación hecha desde la filosofía moral, con los intentos de llevarla a la práctica por las agencias de cuarta garantía de Australia (PBAC) y Reino Unido (NICE). Finalmente, discuten si la intuición que subyace a la Regla del Rescate puede constituir un fundamento moral apropiado para guiar la asignación de los recursos sanitarios:

¿Puede guiar  la “Regla del Rescate” el establecimiento de prioridades sanitarias?

Respecto a la financiación de tecnologías sanitarias es preciso distinguir entre acciones individuales y acciones colectivas. Los profesionales sanitarios, en el ejercicio de su actividad asistencial, tratan con pacientes “identificables que se enfrentan a un peligro inminente”. Su reacción natural puede ser salvar al paciente a toda costa empleando todos los medios a su alcance. La cuestión clave es si una emoción humana comprensible e instintiva debe guiar el establecimiento de prioridades en el sistema sanitario.

Jenni y Loewenstein pusieron de manifiesto que la Regla del Rescate puede caracterizarse como un sesgo psicológico (el “efecto víctima identificable”) que implica que los decisores tiendan a salvar a un individuo identificable más que a otro anónimo. Por tanto, de aceptar la Regla del Rescate estaríamos institucionalizando la preferencia por los programas curativos frente a los preventivos, y dentro de los primeros, la predilección por aquellos dirigidos a tratar a enfermos cuya patología ha entrado en una fase de extrema gravedad.

Los problemas que conlleva la Regla del Rescate son reconocidos por el NICE en el documento que recoge los juicios de valor sociales que inspiran las decisiones de esta institución. En dicho documento, rechaza la Regla del Rescate por dos motivos: En primer lugar, está la restricción del coste de oportunidad de los recursos sanitarios ya que nunca sería posible costear todos los “rescates” clínicamente posibles. La sociedad tiene derecho a rescates coste-efectivos, pero ir más allá se contrapone con el principio de escasez de recursos.

En segundo lugar, la Regla del Rescate choca con la imparcialidad que debe guiar las decisiones del NICE, ya que las toma teniendo en cuenta las necesidades de los pacientes “anónimos”, presentes y futuros” del Sistema Nacional de Salud. Lo que en un contexto global, es más acertado y con mejor fundamento ético que el que representa la Regla del Rescate.

Por ello, los autores concluyen afirmando la dificultad que representa tratar de encontrar un argumento convincente para fundamentar la política sanitaria en una inclinación individual a ayudar a las personas que se enfrentan a circunstancias excepcionales. El papel que corresponde a los políticos vs gerentes es asegurar la imparcialidad y la equidad al equilibrar los intereses de individuos anónimos.

En nuestro medio, cabría plantearse también:

¿Corresponde a los gestores vs profesionales sanitarios la aplicación imparcial de los recursos?

¿Qué leyes y principios morales respaldan a los profesionales sanitarios para eludir la Regla del Rescate?

¿Cómo conseguir la implicación de los profesionales sanitarios en dicha gestión para elegir tratamientos coste-efectivos?

-Elektra-

*Bibliografía:

– Cookson R, McCabe C, Tsuchiya A. Public healthcare resource allocation and the Rule of Rescue. Journal of Medical Ethics 2008, 34: 540-544.

– Abellán JM. Evaluación económica, eficiencia y costes. Gestión clínica y sanitaria 2010. 12 (1): 23.

Anuncios
comentarios
  1. lacarave dice:

    Muy interesante comentario Ellectra.
    Define muy claramente lo que es la regla del rescate. Y es un elemento fundamental , desde mi punto de vista, del abismo que aún separa a clínicos de gestores.
    Es muy dificil que un clínico renuncie a “recatar” a un paciente que no es anónimo sino que le ve todos los días. Frente a esos de poco sirven los criterios de costo efectividad
    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s