Salud, gestión y todo lo demás

Publicado: 22 febrero, 2011 en Uncategorized
Etiquetas:

“Si las puertas de la percepción fueran depuradas, todo aparecería ante el hombre tal cual es, infinito”

                                                                                                                                                                                                        William Blake.

       Según The guardian, periódico británico, muy conocido por su sección cultural, entre otras cosas, «William Blake es con gran margen  el mayor artista que Gran Bretaña ha producido», y sin embargo, para entender su obra no podríamos jamás separar la poesía de las artes visuales, ya que él mismo las veía como “dos medios de un esfuerzo espiritual unificado”, lo que las hace por tanto necesarias en conjunto  para apreciar correctamente su trabajo; Del mismo modo, y siempre a través de mi propio cristal, me atrevo a escribir, o mínimamente a esbozar, que para entender la gerencia dentro del campo sanitario, jamás podremos separar al “clínico” del “economista”, por mucho que los enfrente el espejo, y aún superando  la tragedia del hundimiento del barco que unía sus dos orillas.

        Al igual que no se discuten las capacidades del clínico para sanar, no deberían ser discutidas las habilidades del gestor para llevar a cabo la labor que su propio nombre indica, gestionar, labor para la cual, se necesitan, indiscutiblemente, conocimientos y experiencia en el ámbito económico y empresarial, ambos campos menospreciados por la oligarquía médica resistente a ceder parte de su poder, e incapaz de respetar u obedecer criterios que no le son propios, y sobre todo provenientes de especialistas en materias que consideran ajenas.

La escalera de Jacob. W. Blake. Fuente: Blake jacobsladder.jpg

         El hospital del presente y por supuesto, los hospitales del futuro de Antonio Durán (Consultor Internacional y Consejero Técnico del Observatorio Europeo Sobre Sistemas Sanitarios. OMS-Europa), no se conciben si un Cargo Gerencial cada día más desafiante, un “administrador hospitalario” que deja de lado el antiguo concepto de “planificación, análisis y dirección a mediano y largo plazo” para acuñar un concepto de gestión como algo “imprevisible, fragmentado y a corto plazo, con cambios rápidos y nuevas tecnologías, con problemas complejos que exigen atención y solución rápida, que no se resuelven por sí solos, ni se detectan y analizan fácilmente”, sino que exigen al Gerente “buscar,  integrar y coordinar de forma efectiva los recursos de los que dispone, siendo siempre un trabajo incompleto, que requiere encontrar nuevos recursos y transformar las tareas internas para acondicionar las nuevas informaciones, demandas y necesidades existentes”, es decir, que es contínuo y  nunca finaliza.

         Por todo ello, se presume que, la tan cotizada “capacidad de liderazgo”, perseguida de manera incesante por los clínicos, aunque esencial,  es insuficiente, ya que  la complejidad de la organización moderna exige habilidades administrativas superiores a las de la experiencia y sentido común.

         Es un error muy común hoy en día creer que las previamente nombradas, experiencia anterior y el sentido común, serán suficientes para el buen desempeño de la gestión hospitalaria y por ello la mayoría de los gerentes de hospitales sólo tiene contacto con la gestión cuando asume el puesto de administración por lo que llega sin preparación sistemática para el cargo, y más teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos, su formación previa está basada, casi de manera  casi exclusiva en ciencias de la salud.

          Por tanto, es hora de que los Gurús de la salud, abran las puertas, se depuren, se aparten, y dejen paso a los Gerentes, con toda la amplitud que implica el término, ascender peldaño a peldaño por la escalera de la organización hospitalaria, hasta llegar al lugar que les pertenece, permitiéndoles así, ejercer, sin juicios previos, presiones,  ni coacciones, la difícil labor que tienen encomendada.

Anuncios
comentarios
  1. lacarave dice:

    El único problema para dejar paso a los Gerentes es que es una decisión que no depende de ellos. Sino de los políticos q, que en el caso de España llevan más de 30 años sin dar el paso de disponer de verdad de Gerentes con mayúsculas.

    Así nos va. pero mientras eso no esté en la agenda seguiremos teniendo solo “gerentes”
    Muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s